Cuando hablamos de la pistola de Chéjov, nos viene a la mente un rifle colgado en la pared de una sala, listo para ser descargado en cualquier momento y con la capacidad de producir mucho daño.


"Relación entre el recurso de chejóv y las aventuras de Harry Potter"
Imagen extraída de Shirtoid

Desde que Antón Chéjov emitió tal concepto, muchos escritores lo piensan dos veces antes de llevar a cabo descripciones demasiado detalladas de un escenario o de incluir personajes secundarios. J. K. Rowling llegó más lejos y fue capaz de crear una obra cargada de pistolas por todos lados. Tal fue el alcance de esta escritora, que su travesía le dio para publicar hasta siete libros con las aventuras del chico Potter. Algunas veces imagino la pared de Rowling así:


"Ejemplo de la pared de Rowling, autora de Harry Potter"


Es interesante analizar cómo una historia cuya temática no es digna de mi devoción incluye tantos recursos y estrategias para entrelazarlo todo de una forma tan infantil como excelente. Por esa razón, Chéjov y Potter se la llevan muy bien.

¿Por qué decidí dejar de leer a Harry Potter?

Lo que muchos no saben es que la pistola de Chéjov puede presentarse de muchas maneras, por lo que he decidido consolidarlas en Las Leyes de Chéjov.

Armería de Chéjov

Sucede cuando el autor introduce varias o incluso demasiadas pistolas de Chéjov en una historia. En Potter hay tanto armamento que me cansaría de enumerar.

El espejo de Erised, que en un principio se mostró como un reflejo de los deseos más profundos del corazón del hombre, en verdad tenía un encantamiento con el cual Dumbledore había ocultado la piedra filosofal.

La cicatriz de Harry le advierte de la presencia de Voldemort, le permite ver lo que Voldemort está viendo y finalmente se revela como el Horrocrux accidental de Voldemort en Harry.

El bezoar, brevemente mencionado en la primera clase de pociones de Harry, es utilizado en el libro 6 por Harry para salvar a Ron después de que bebe una botella de aguamiel envenenada. También se utiliza como una pista sobre la identidad del Príncipe Mestizo.

Probablemente el récord se lo lleva el Desiluminador de Dumbledore. Introducido en el primer capítulo de la serie, hace un cameo en el libro 5 y termina convirtiéndose en fundamental para la trama cuando Ron lo usa en el sótano de los Malfoy.

La Snitch del primer partido de Quidditch de Harry se perdió por casi seis y siete libros antes de ser útil para algo más que ser una captura impresionante, pues contenía la Piedra de la Resurrección.

Hagrid dice que su moto voladora pertenece a Sirius Black; Sirius no se menciona de nuevo hasta el libro 3 y de la propia moto no vuelve a saberse hasta el libro 7.

Los colmillos del Basilisco. El veneno del basilisco es una de las pocas maneras de destruir un Horrocrux. Cuando Harry usa la espada de Gryffindor para matar al basilisco, esta se impregna con dicho veneno. Dumbledore después usa la espada para destruir el Horrocrux del anillo, Ron lo utiliza para destruir el Horrocrux del guardapelo de Salazar Slytherin, y Neville lo utiliza para destruir a Nagini. Al final. Hermione utiliza un colmillo del basilisco para destruir el Horrocrux de la Copa Hufflepuff.

Los túneles que conducen fuera de Hogwarts, y el Mapa del Merodeador. Harry utiliza los túneles para llegar a Hogsmeade dos veces guiado por el mapa. El túnel que está bajo el Sauce Boxeador se utiliza para llegar a la Casa de los Gritos, construida para ocultar a Lupin fuera del castillo cuando hubiese luna llena. Después de que el mapa es confiscado por Lupin, este se da cuenta de que Pettigrew está vivo (en la película, Harry le dice a Lupin que vio a Pettigrew en el mapa, despertando sus sospechas). El mapa resulta haber sido escrito por el mismo Lupin junto con Sirius, Pettigrew y James Potter, Al finalizar, el mapa es usado por Ron y Hermione durante la batalla de Hogwarts.

La foto del periódico de las vacaciones de la familia Weasley es usado por Sirius Black para darse cuenta que Pettigrew está vivo.

Pistolero de Chéjov

Cuando la pistola de Chéjov, en vez de ser un objeto, es un personaje que se introduce de manera sutil y que más adelante adquiere un valor importante para la trama. En Potter no hay un pistolero, hay todo un ejército.

Pistolero ausente de Chéjov

Si la historia de fondo de un personaje principal incluye a un amigo, pariente, conocido o amante que está ausente, pero no muerto, con el tiempo esa persona aparecerá para crear conflicto.

En Harry Potter tenemos a Bartemius Crouch Jr. Todos creían que había muerto en Azkaban, pero el tipo escapó gracias a que cambió de lugar con su madre tras beber una poción multijugos.

Peter Pettigrew, quién también se creía muerto, en realidad se había transformado en un ratón porque era un animago.

Ejército de Chéjov

Cuando el autor describe algunos o incluso demasiados personajes con la función de ser Pistoleros de Chéjov.

La Señora Figg, se introduce como niñera de Harry y oímos poco de ella. Más adelante se nos revela que es miembro de la Orden del Fénix y es la protectora del chico mientras viva con los Dursley. Además, participó en el juicio contra Harry testificando a su favor.

Gellert Grindelwald es apenas nombrado en una tarjeta de rana de chocolate y no aparece sino hasta el libro 7, cuando Voldemort lo busca para que confiese donde se encuentra la varita de saúco.

Petunia Dursley, la malvada tía de Harry. Durante todo el libro se nos muestra como parte de esa familia abusiva y maltratadora, pero en el libro 5 se revela que posee la sangre de Lily (la madre de Potter) y por esta razón, durante su presencia, lo protegería de Voldemort hasta que fuera mayor de edad.

Scabbers, el ratón de Ron. Más adelante se muestra su verdadera identidad y la importancia que adquirió en la historia del libro. En verdad era el animago Peter Pettigrew, el traidor.


Boomerang de Chéjov

Cuando una pistola de Chéjov se ha utilizado una vez y vuelve a aparecer en escena más adelante.

Las tarjetas de la rana de chocolate, que en La piedra filosofal funcionan para informar a los personajes sobre Nicolas Flamel, en Las reliquias de la muerte vuelven a aparecer para mostrar a Grindelwald.

El comunicado de expulsión por el uso indebido de la magia fue enviado por Mafalda Hopkirk en el segundo libro. El personaje hace su aparición en el libro 7, cuando Hermione usa su pelo en una poción multijugos para infiltrarse en el Ministerio.


El espejo doble de Sirius Black, que es un regalo para Harry, más adelante cae en manos de Abeforth Dumbledore quien lo usa para ayudar a los chicos en Las reliquias de la muerte.


Aula de Chéjov

Cuando los personajes usan, por azares del destino y por casualidad, justo lo que aprendieron en una clase (casi siempre de ciencias).

Este patrón se repite a través de todos los libros una y otra vez, y con frecuencia es Hermione la víctima.

El efecto curativo de las mandrágoras es enseñado por la profesora Sprout en clase y más adelante se usa en la Batalla de Hogwarts.

En el primer libro, Snape interroga a Harry y una de las preguntas es sobre bezoares. En el sexto libro se utiliza para salvar la vida de Ron. Harry recordó la clase de Snape y le da de beber el bezoar.

Exhibición de Chéjov

Todo objeto que el escritor exhiba en un museo y que se encuentre protegido por guardias fuertemente armados, sistemas láser de seguridad o una caja de cristal, tarde que temprano debe ser robado. De lo contrario, el autor no debería dedicar tiempo en su descripción.

Si un grupo de turistas está viendo el objeto, durante el corte de luz o distracción será robado.

Broma de Chéjov

Cuando una broma o chiste cumple una doble función, pues da pie a una situación o evento importante para la historia.

En La cámara de los secretos, el Armario Evanescente fue usado por Nick Casi Decapitado para distraer al conserje Filch y conseguir que Harry se librara del castigo (risas). En La orden del Fénix fue usado como broma por los gemelos Weasley cuando empujan a Graham Montague de cabeza en el armario (risas). Para nuestra sorpresa, el Armario Evanescente resultó estar vinculado con otro armario en la tienda Borges y Burkes, y es usado por Draco Malfoy para que un grupo de mortífagos entren a Hogwarts.

La suscripción de Hermione a muchas clases genera situaciones graciosas, pues da la impresión de aparecer de improviso frente a Harry y Ron en los momentos menos esperados (risas).  Más adelante, cuando salvan a Sirius y a Buckbeat, nos damos cuenta que ha estado usado un giratiempos (que le permite viajar en el tiempo, valga la explicación). 

La Sala de los Menesteres es introducida por primera vez de forma graciosa cuando se convierte en un baño con orinales, pues Dumbledore necesitaba un baño en la madrugada (risas). Más adelante se convierte en el cuarto más importante de Hogwarts.

Regalo de Chéjov

Es cualquier objeto o artefacto que es recibido como un regalo u oferta y más adelante se presenta como vital para la trama.

Harry Potter recibe una infinidad de regalos que más adelante le son útiles: el 25 de diciembre recibe como regalo de parte de Dumbledore la capa de invisibilidad, la cual sería sobreexplotada en cada libro,  Hagrid le regala una flauta que Harry usa para dormir a Fluffy, también tenemos una saeta de fuego enviada por Sirius Black y que usará en el Torneo de los tres magos.

En el testamento de Dumbledore todo es un regalo de Chéjov: la snitch dorada que contiene la Piedra de la resurrección, El Desiluminador de Ron, y el libro Los cuentos de Beedle el Bardo que dejó a Hermione.

Habilidad de Chéjov

Los personajes están capacitados en cualquier tipo de habilidad, conocimiento o destreza que les será de utilidad en algún momento de la historia.

Al ser Harry Potter una saga estudiantil, la mayoría de habilidades que demuestran los personajes son aprendidas en clase, por lo que cualquier hechizo usado puede darse por bien servido.

Un buen ejemplo es la habilidad de Ron para jugar ajedrez y su utilidad en la protección de la piedra filosofal. 

Estudio de Runas antiguas fue uno de los cursos selectivos de Hermione, cuyo conocimiento le fue de utilidad para traducir el libro Los cuentos de Beedle el bardo, regalo de Dumbledore.

Noticia de Chéjov

Cuando los personajes escuchan una noticia en la radio, periódico o televisión (en la mañana mientras desayunan o en el cine, algo rutinario) pero que en su momento no parece ser importante, incluso puede pasar desapercibida por ir acompañada de comerciales o otro evento llamativo. 

En Harry Potter y la piedra filosofal el periódico El Profeta menciona un robo en Gringotts que resultó un intento de Voldemort por robar la piedra filosofal

Volcán de Chéjov

Si incluimos un volcán en nuestra historia, este por obligación tendrá que hacer erupción en algún momento.

En Potter no encontramos volcanes, gracias a Dios.

Leyenda de Chéjov

Si a los protagonistas se les narra alguna leyenda, mito o cuento de hadas, podemos garantizar que es verdadera o tendrá algo de cierta y los personajes tendrán que lidiar con ella.

En Harry Potter y la Cámara secreta, la cámara en si es un mito descartado por el profesor Binns durante su clase.

Arma prohibida de Chéjov

Por regla, cuando se advierte no tocar ni accionar un botón o una palanca, en algún momento de la historia alguien lo hará, de lo contrario no se enfatizaría en su riesgo.

Como un último consejo, recomiendo no intentar incluir el recurso de Chéjov si no tenemos experiencia con tramas complicadas. Si por el contrario somos del tipo de escritor que introduce pistolas por todos lados, corremos el riesgo de desviar la atención del lector, que buscará con insistencia coherencias y relaciones donde no las hay.

Este hecho sucedió con el personaje Mark Evans, un muggle que no tendría mayor importancia de no ser porque tiene el mismo apellido de soltera que la madre de Harry Potter. Esta casualidad hizo que muchos lectores esperaran algo del personaje y fue necesario que Rowling admitiera no existir relación alguna entre ambos. Solo fue un nombre que se le ocurrió
Una de las claves para afianzar nuestro rol como escritor y sentar una marca en el mundo editorial, es el uso del seudónimo, pues hoy en día existe una idea generalizada de que un seudónimo atractivo nos ayudará a atraer mayor público y por ende vender más. Sí y no.

La elección sobre escribir o no mediante el seudónimo puede conducir a dudas, y es que nadie nos prepara para ello. No existen cursos, talleres ni tutores que nos guíen de manera clara sobre el asunto, por lo que nos aventuramos como borregos al matadero usando nombres rebuscados, extranjeros e incluso menos seductores que el nombre real.

Desconozco si esto sucede en otros países, pero sin más aquí empieza mi desventura. 

Cuando hace algunos años me convertí en Piper Valca adopté con firmeza el papel de escritor. Debía creerme que era Piper Valca, por lo que me registré en todas las paginas existentes con ese nombre e iba de aquí para allá explotándolo, dándolo a conocer. Hasta ese momento, fácil. Nadie te impide que en los espacios Username o Usuario pongas lo que te da la gana.

Abrí el blog Antro Narrativo, participé en concursos literarios, modifiqué las redes sociales y poco a poco fui transfigurando en Piper Valca.

No fue hasta que inicié el registro de mis obras en la Dirección Nacional de Derechos de Autor de Colombia, que recibí la primera sacudida.

"Explicación de las dificultades y problemas de registrar un seudónimo en Colombia"
¿Ves al chico llorón? Ese soy yo intentando registrar mi seudónimo
El proceso de registro en línea es lo más sencillo y básico que existe, una serie de pasos y listo:

Paso 1. Datos del solicitante: identificación, dirección y la calidad de representante. 
Paso 2. Datos del autor o autores: no necesita explicación. 
Paso 3. Datos de la obra: aquí debo explayarme. 

Todo empieza muy bien, ingresas los datos de la obra y te detienes en el punto número 3. Por la forma que se da a conocer el autor. Cuando quieres registrarte por el seudónimo y haces clic en el signo de interrogación que está al lado, aparece el siguiente mensaje:

"Pantallazo que aparece cuando entramos a registrar una obra por seudónimo"

¿Declaración de seudónimo efectuada ante notario público? Si yo solo deseo inscribir mi obra con el seudónimo Piper Valca, no más. Además, ya he ingresado mis datos personales, que más necesitan.

En fin, desistí del seudónimo y al día de hoy todas mis obras se encuentran registradas bajo mi nombre real.

Sin embargo, inconforme con ello, con el tiempo me dirigí a la Notaria de la ciudad buscando aclarar todo el asunto. Tras unos minutos en sala de espera, logré expresar mi deseo al notario, quien manifestó desconocer en qué consistía "eso del seudónimo" y preguntó si acaso "era mi alias". Finalmente, como buen empleado público prometió hacer llegar la duda a sus superiores y se despidió con una alabanza hacia mis pretensiones de ser escritor.

Ansioso por resolver la situación me comuniqué vía telefónica con cuanta entidad dedicada al notariado y registro existe en Colombia, empezando por Bogotá, la capital. Tan solo logré aumentar la tarifa telefónica, pues fui enviado de asesor en asesor sin lograr nada útil.

Bastante molesto envié cientos de correos electrónicos a las oficinas jurídicas disponibles en cada pagina web dedicada a los derechos de autor, y tras meses de silencio me ha llegado una respuesta que en resumen dice lo siguiente:

El registro del seudónimo debe efectuarse en una notaría por escritura pública en la cual se certifique la modificación o alteración de mi nombre, en el sentido de incluirse el seudónimo.

El cambio de nombre podrá hacerse solo una vez, pues será adicionado en el registro civil de nacimiento.

La inscripción puede hacerse en cualquier notaria, mientras que la modificación es otorgada en la misma notaría donde se encuentre el registro.

¿Cambio de nombre? No quiero cambiar mi nombre, me gusta tal como es. ¡Deseo registrar mi seudónimo!

Inmediatamente, con documento en mano, me dirigí a la notaria de la ciudad y tras una agradable conversación con la notaria, me explicó que registrar el seudónimo acarrea la modificación de absolutamente TODOS los documentos, papeles, registros, diplomas y estudios donde aparezca mi nombre real, lo cual suena demasiado engorroso, complicado y con seguras repercusiones negativas en mi vida personal.

En resumen, al registrar el seudónimo en una notaria, modificaría mi nombre en la cédula de ciudadanía y tendría que ir, por ejemplo, a la Universidad y solicitar que se incluya el seudónimo en el nombre que aparece en el diploma y en el acta de grado. Así en absolutamente todos los registros.

En pocas palabras, por ahora las obras que inscriba para proteger los derechos de autor llevarán mi nombre real: Baturro Ramirez Pierojo. Exacto, ese no es mi nombre real y espero que nadie se llame así.

¿Cómo es el proceso en tu país? ¿No es necesario?
Algunas historias de ciencia ficción y fantasía, ya sea en la literatura, televisión, cine y hasta en los juegos de vídeo, parecen estar regidas estrictamente por leyes y fórmulas específicas.

Esta entrada consolida un buen número de estas leyes, que con seguridad muchos reconocerán de inmediato, pues la televisión basura de los Estados Unidos y uno que otro libro las contiene.



1. Ley de Chandler: si todo lo demás falla, que los ninjas atraviesen la pared y ataquen a alguien. Si la historia se estancó, que alguien entre por la puerta con una pistola.

De acuerdo a esta ley, adherir un nuevo oponente o complicación puede liberar una trama estancada. 

2. Conservación de la competencia: Si el jefe es inteligente, los subordinados son estúpidos. Si los subordinados son inteligentes, el jefe es estúpido. "¿Por qué estoy rodeado de incompetentes?"

3. Conservación de Ninjutsu: En cualquier lucha entre ninjas, sólo hay una cantidad finita de ninjutsu disponible para cada lado. Como resultado, un Ninja es una amenaza mortal, pero un ejército es carne de cañón.

Me explico, en un enfrentamiento entre ninjas, el grupo más pequeño (que está caracterizado) tiene mayores posibilidades de ganar sobre el grupo grande (que no está caracterizado sino que es un montón). Por esa razón, las tortugas ninja pueden enfrentar a cientos de ninja a la vez y ganarán por la ley de conservación de Ninjutsu, mientras que si se enfrentan con Destructor y par de villanos reconocidos, tendrán altas probabilidades de perder.

4. Inmortalidad contractual: por la importancia del personaje en la historia, a pesar de que nos digan que ha muerto, sabemos que no lo está.

¿Jon Nieve muerto? No. Por su papel no puede morir.

5. Edificio convenientemente vacío: Si un edificio o estructura explota en una persecución... no te preocupes, no hay muertos ni heridos pues está convenientemente vacío.

6. Efecto CSI: cualquier caso se soluciona haciendo las cosas como en CSI.

7. Lindo es diabólico: si algo es lindo, de seguro es inquietante y sobrenatural.

¿No quisieras un tierno Gremlin en navidad?

8. La cibernética absorbe el alma: los implantes cibernéticos conducen a la "pérdida de la parte humana en un personaje".

9. Muerte es igual a redención: todo villano antes de morir tiene derecho a cambiar y ser bueno. Luego que muera con la conciencia tranquila.

10. Redención es igual a vida: El villano que deja su obrar malvado puede tener como beneficio continuar con vida.

11. Redención es igual a aflicción: cuando el personaje malvado cambia no muere, pero obtiene algún tipo de sufrimiento o pérdida significativa.

Jaime Lannister perdió su mano en el proceso.

12. Redención es igual a muerte: el villano cambia pero de todas maneras muere, ya sea porque se sacrifica para salvar la vida de los héroes o porque siente que no hay un lugar para él en el mundo por sus pecados. Bla bla bla.

13. ¿Redención igual a sexo? ¿En serio?: algunas veces, el villano al cambiar su forma de actuar, muestra lo mejor de sí y logra enamorar a la protagonista. Por consiguiente hay sexo.

14. Regla de lo gracioso: cualquier violación de la continuidad, física, razón y lógica es aceptable si logra hacernos reír.

15. Imperio de la piscina: o ley de la inmersión inevitable. Si hay una piscina y alrededor gente vestida (no en traje de baño), alguien caerá en la piscina ya sea por accidente, empujado o saltará de un edificio.

16. Regla de miedo: si algo es lo suficientemente espeluznante no importa lo ilógico que sea. Lo importante es que asusta.

17. Regla romántica: exactamente como la regla de miedo solo que con algo romántico. 

18. Regla 63: por cada personaje masculino existe una versión femenina y viceversa.

O que lo diga Stephenie Meyer con el nuevo libro de Crepúsculo. 

19. Regla Deegans: por lo menos dos personajes protagonistas o principales deben ser humanos no blancos.

20. Principio de Dilbert: los más incompetentes serán promovidos o ascendidos. Principio propio de las comedias. 

21. Línea directa con el autor: decir que los hechos de la historia están basados en una historia real sirve, incluso si no es cierto. 

22. Toda conversación será escuchada: en la ficción, no importa si algo se habla en voz baja, alguien detrás de la puerta o en otra habitación escucha.

23. Toque emocional: el objetivo primordial de la narración es lograr en el lector una risa, una lagrima, un deseo de cambiar... o de asesinar al autor.

24. El mal es atractivo: los villanos, especialmente las mujeres, tienden a ser bastante sexys.

25. El mal es feo: el hacer cosas malas te va transformando poco a poco en un ser físicamente horrible.

26. Ganar no es una opción: si el villano o el héroe logran vencer se termina la serie, por esa razón no es una opción permitida.

27. Ley de Finagle: algo que pueda ir mal, irá mal en el peor momento posible.

Ojo, no es la Ley de Murphy, es la Ley de Finagle sobre la Negatividad Dinámica: la perversidad del Universo tiende hacia el máximo.

28. La victoria de la primera chica: la primera mujer introducida con potencial amoroso terminará ligada con el protagonista. Muy común en las novelas románticas.

29. Primera ley de la resurrección: si el creador/autor quiere traer de vuelta a un personaje muerto, entonces ese personaje va a volver. No importa la forma, el personaje vuelve porque vuelve. Muy usado en las historietas.

30. Ley de Godwin de los viajes en el tiempo: a medida que un personaje aumenta sus viajes en el tiempo, las probabilidades de que Hitler gane la Segunda Guerra Mundial se acercan a uno. En conclusión, haga lo que haga vencerán los Nazis. 

¿Pisé un invertebrado? Ganan los Nazis ¿Hablé con una persona en la India en el año 1000? Ganan los Nazis ¿Evité la muerte de Jesucristo? Ganan los Nazis.

31. El umbral Godzilla: toda fuerza capaz de causar destrucción masiva será contrarrestada con otra de igual capacidad.

Si un monstruo gigante amenaza con destruir Tokio llamen a Godzilla. No importa que la pelea entre ambos destruya Tokio de todas formas.

32. Los viajes en el tiempo no sirven para matar a Hitler: pues eso, por más que lo intentes nunca será posible. Y si lo haces, Hitler será reemplazado por otro peor.

33. La inmortalidad duele: vivir eternamente no es bueno si de todas formas sentimos dolor. O quien desea una eternidad con la posibilidad de ser torturado, mutilado y lastimado.

34. Cascada inevitable: los personajes en un río siempre se encontrarán con una cascada.

35. Criptonita por todas partes: por más rara que sea la debilidad de superhéroe con más frecuencia se enfrentará a ella.


36. La velocidad variable de caída libre: qué tan rápido caes depende que quién o qué eres. ¿Gravedad? puuuffff.

Si eres el protagonista podrás saltar, alcanzar y salvar a un personaje que ha caído primero que tú por el acantilado.

37. El doble de otro sexo también es atractivo: cada vez que un hombre/mujer bien parecido cambie de sexo, él/ella casi siempre será también muy atractivo.

En las comedias, cuando el hombre cambia de sexo mediante un disfraz, y a pesar de ser evidente el engaño, para alguien será irresistiblemente hermoso, además de no ser advertido el cambio por nadie.

38. Mayor jerarquía, mayor golpiza: cuanto mayor sea la jerarquía de un personaje, mejor es en la lucha. 

39. Belleza es igual a bondad: si un personaje es hermoso, entonces ese personaje es buena persona. Si un personaje es bueno, es hermoso o será tratado como hermoso.

Esta ley ya se encuentra pasada de moda y obsoleta.

40. Belleza es igual a maldad: Si un personaje es hermoso, entonces ese personaje es una mala persona, ya sea públicamente o en secreto.

A partir de la película La venganza de los Nerds, se dio un vuelco a la ley de Belleza es igual a bondad, pues los perdedores y babosos empezaron a ganarse la simpatía del público.

41. Ley inversa de la fertilidad: la fertilidad de una pareja es inversamente proporcional a su deseo de tener un hijo. Incluso entre más quieran ser padres, hasta las probabilidades de adoptar o ser padres sustitutos disminuirán.

42. Ley de la paternidad inversa: si se espera que un personaje sea el padre biológico de otro personaje, no lo será. Si se espera que un personaje no sea el padre biológico de otro personaje, seguramente lo será.

43. Retraso del monstruo: cuando el villano final es un monstruo, se debe hacer todo lo posible por retrasar su aparición. Ojalá entrara solo al final.

44. Principio de Peter: los empleados serán promovidos hasta que llegan a una posición en la que son incompetentes.

45. Argumento adaptado al equipo: un grupo de personajes con diferentes habilidades siempre se enfrentará a retos donde las habilidades de cada uno son relevantes.

Los chicos que controlan los elementos agua, tierra, fuego y aire casualmente tendrán que pasar un río, atravesar una montaña, un volcán y salir expelidos por el viento. ¡Casualmente!

46. Libre albedrío vs destino: ¿Las situaciones de los personajes ocurren por sus decisiones o estaban ya predestinadas?

Si Voldemort no se empeñara en buscar a Harry Potter ¿La profecía de la lucha entre ambos hasta la muerte se hubiese cumplido de todas formas?

47. Algoritmo de aparición del mal: los enemigos aparecerán en orden del menor al mayor villano.

48. Algoritmo de la amenaza geográfica: el entorno se vuelve más amenazante a medida que el héroe avanza en el viaje.

49. Principio pitufina: el elenco de personajes está conformado por un grupo de hombres y una sola mujer.

50. Teoría de la causalidad narrativa: las cosas suceden porque la trama dice que deberían suceder.

Hay muchas más leyes y fórmulas, pero algunas van dirigidas a directores de cine, escritores de historietas, guionistas y hasta creadores de juegos de vídeo, por lo que he cerrado aquí el listado. Además, cincuenta son más que suficientes para que el cerebro pueda responder.

¿Les ha gustado la entrada? ¿Conocen otras leyes y fórmulas?
¿Tienen sus propias leyes? ¿Creen que es necesario tenerlas en cuenta al momento de escribir o no sirven para nada?
En algún momento hemos llegado a considerar el hecho de que vendría bien incluir un encuentro sexual como parte de la trama. (A menos que seamos escritores de pornografía o erotismo, en ese caso el momento no importa, ¡tu lector solo desea sexo!).

"Cómo escribir una historia de sexo en Antro Narrativo, consejos para escritores"
Si nos arriesgamos a escribir una escena sobre sexo debemos tener presente que no es fácil. Yo lo he intentado sin mucho éxito, pues a leguas se evidencia mi falta de experiencia sobre el asunto (no falta de experiencia en el sexo).El tema es muy complejo y difícil, incluso para escritores galardonados. Si no lo crees, échale un vistazo al listado de escritores que aparecen en el Premio al Mal Sexo en la Ficción.  

En primer lugar, es importante sentirnos cómodos al momento de escribir una escena de sexo real. Si no, no nos arriesguemos, el lector compartirá nuestra incomodidad y despertaremos los sentimientos equivocados. Si por alguna cuestión (religiosa, ética, política, etc.) no nos nace escribir sobre el tema, detengámonos. Como solución podemos recurrir a esa estrategia que nos regala la televisión y que consiste en cortar justo cuando la situación empieza a tornarse candente para reiniciar tras el coito (¿no sabes qué es el coito?) o en la mañana siguiente, con el sol entrando por la ventana y los perros tirados sobre la alfombra, con evidentes señales de de trauma. De esa manera exponemos el asunto sin comprometer nuestra integridad moral.

El principal causante de incomodidad es el temor a exponer algunos aspectos de nuestra vida que son personales y dar una idea al lector (que incluye familia y amigos cercanos) sobre lo que pensamos sobre el sexo.

Otra situación que impide la correcta redacción de una escena de este calibre es que será imposible hacerlo si no hemos experimentado. No significa que si somos vírgenes no lograremos escribir, simplemente será bastante difícil, teniendo en cuenta que una parte de la creatividad literaria y la inspiración provienen de la experiencia previa. Si esto ocurre, no nos preocupemos, realicemos una adecuada investigación (existen libros y vídeos que pueden ayudar) o atrévete a dar el primer paso con un amigo/a de confianza, o paga por ello (Omite estos últimos consejos).

"Consejos para escribir una historia de sexo Antro Narrativo"

Si ya nos hemos decidido a escribir sobre sexo y nos sentimos cómodos, debemos saber escoger a los personajes. (Sí, los personajes. Debe haber por lo menos dos. De lo contrario, sería una escena de masturbación y no creo que queramos escribir sobre eso). Elegir a los personajes es muy importante, ya que las personas tienen relaciones sexuales en diferentes formas, me explico, un par de jóvenes que perderán su virginidad juntos tendrán una relación sexual diferente a una pareja que lleva monótonos cuarenta años de matrimonio y que tienen sexo de reconciliación, o de un adicto al sexo que paga a una prostituta para saciar su deseo. El proceso físico puede ser el mismo en los tres casos que acabo de enunciar, pero las motivaciones y experiencias pueden ser distintas.

A continuación debemos tener presente si la escena de sexo encaja en el género que estamos escribiendo. Como decía en el encabezado, si escribimos pornografía o erotismo, todo vale: los personajes podrán hacerlo en el ascensor, en la oficina, en el cuarto del conserje  y hasta en un parque de diversiones. Nuestros lectores no se opondrán, ya que estarán esperando con ansiedad esos momentos. 

Caso contrario ocurre con otros géneros, en los cuales no podremos incluir escenas tan fácilmente. Por ejemplo, si nuestra ambientación incluye a una horda de zombis, en la cual los personajes constantemente están huyendo, tendremos pocas oportunidades para un enamoramiento o una relación sexual. (Pocas oportunidades, no digo que imposible, al fin y al cabo, nuestra creatividad no posee límites).

Por último, y antes de tratar el tema con profundidad, debemos tener claro no centrarnos demasiado en lo realista que puede ser el momento, pues está comprobado que quien lee este tipo de libros, busca algo diferente a lo que podría hallar en su cotidianidad (o acaso la pornografía, para los que la consumen, es cien por ciento realista). Sin embargo, tampoco llevemos las cosas al extremo del sexo anatómicamente imposible.

Uso de palabras


Mi recomendación es evitar el uso excesivo de prosa púrpura y prosa beige.

La prosa púrpura consiste en el maquillaje en la escritura. El autor emplea un lenguaje florido. En ocasiones este tipo de adornos pueden no agradar por el uso de demasiados adjetivos centelleantes, rebuscados y hasta cierto punto, desconcertantes para el lector, quien lo pensará dos veces antes de continuar por páginas y páginas de descripciones lentas, mundanas y violetas. Ejemplo de prosa púrpura: su palpitante virilidad se sumergió en el terciopelo de mi ansiedad desbordante, para ser poseída por su gallardía dominante.

Tampoco es conveniente ir al otro extremo con la prosa beige, pocas descripciones, oraciones simples y ausencia de figuras retóricas. Su pene se introdujo en su vagina.

La adecuada documentación, el tipo de historia, el estilo propio, nuestro conocimiento del vocabulario, del género y la época en que transcurren los hechos, nos conducirán al uso de los términos precisos.

Anatomía y fisiología

Debemos adquirir un conocimiento práctico de la anatomía humana. Si describimos sexo anatómicamente imposible quedaremos en ridículo, incluso frente a un chico de escuela. Investiguemos. 

¡Pero no en las películas y revistas pornográficas! ¡Leerlas no te harán mejor escritor!

Ve a la biblioteca pública o busca por la Internet en páginas serias. Recuerda, no estás buscando inspiración, estás conociendo el cuerpo humano, sus nombres, funciones y cómo interactúan entre sí al momento del coito.

El tono

Para saber en qué consiste el tono literario puedes pasar por esta entrada.

El sexo vende, es verdad, pero el lector se da cuenta cuando introducimos una escena de sexo de la nada, solo para obtener excitación o parecer interesante.

La escena debe ser resultado de una serie de situaciones y emociones orgánicas con una explicación coherente y racional del porqué estas personas decidieron, en ese lugar y momento de la historia, hacerlo. No pensemos que si Cincuenta sombras de Grey lo hizo, nosotros superaremos sus ventas por incluir solo sexo, sexo, sexo.

En cuanto al tono, este no debe ser demasiado lascivo si ese no es el objetivo de la historia, o el público al que va dirigido no es el adulto consumidor de erotismo. Debemos cuidarnos de no parecer pervertidos frente al computador y llevar las cosas al límite de lo desagradable, pues a pesar de lo que creamos, existen aún demasiados tabúes en la sociedad en cuanto a este tema.

Tampoco nos vayamos al extremo opuesto al intentar demostrar una moralidad censuradora, que prohíbe cualquier intento de sexualidad y deje plasmado en nuestro libro nuestra ideología respecto al sexo (a no ser que el libro trate tal aspecto), más cuando si abordamos otros temas como la muerte y la violencia explícita sin tapujos.

Mi consejo es investigar y tener claro el público al que queremos llegar. ¿Literatura infantil, adolescente, amas de casa, hombre heterosexual, homosexual, pervertidos de sótano?

Menos es más, más no es mejor

Si evitamos tanto detalle técnico con seguridad saldremos mejor servidos, por paradójico que resulte.

Stephen King nos lo demuestra en La Torre Oscura II

Más tarde, con extrañas galaxias que giraban sobre sus cabezas en lentas espirales ninguno creyó que el acto de amor hubiera sido alguna vez tan dulce, tan lleno.

He aquí una escena de sexo en la cual, con pocas palabras se logra demasiado. A pesar de que continuamente hemos dicho que en las descripciones mostrar es mejor que explicar, no aplica siempre. Al menos no en este caso.

La función de una escena de sexo, más que mostrar algo que ya conocemos, es alcanzar algún tipo de desarrollo en los pensamientos y emociones de los personajes.

Caso contrario ocurre si estamos escribiendo pornografía, en la cual más es mejor, pues entre más detalles se describan, mayores emociones despertamos en el lector. En ese caso nuestra función es usar el mejor armamento y estimular los cinco sentidos. Los olores, sabores, gemidos, las acaricias y las posiciones juegan un papel determinante en la escritura erótica extrema. Simplemente es necesario evitar las palabras repetitivas que pueden aparecer cuando describimos acciones, pues al ser el sexo una acción física, el énfasis es en lo que está sucediendo más allá de lo que se está pensando.

Menos es todavía más, mucho no es mejor

Aunque el sexo vende y es una experiencia agradable, repetirlo una y otra vez en la lectura puede no serlo. Incluso es aburrido. Y es que, los que practicamos el sexo con regularidad (presuntuoso) sabemos que pocas veces varía, pues si una posición específica es la que nos excita y nos conduce al orgasmo, siempre buscaremos hacerla y ocasionalmente variaremos.

Trayendo el ejemplo a la literatura sucede lo mismo, páginas y páginas enteras describiendo las mismas escenas en las cuales ella adopta la posición del perrito, cansa. Sí, aunque no lo creas. Además, para algunas personas imaginarse las partes íntimas no les excita como tal, pues seamos honestos, los penes y vaginas a simple vista no son muy hermosos que digamos.

Existen escritores talentosos capaces de hacer cada encuentro sexual único, irrepetible y poco aburrido, pero son expertos. Nosotros no lo somos, así que no nos arriesguemos, menos es más: variemos los tonos, los lugares, las motivaciones y el enfoque de los personajes. Si logramos hacerlo, habremos triunfado.

Caracterización de los personajes

Como expliqué anteriormente, la escena de sexo puede ser una herramienta bastante útil para profundizar en los personajes de nuestra historia.

Por medio de la desnudez podemos mostrar algunas partes del cuerpo que pasaban inadvertidas y que pueden terminar de darle forma al personaje. Por ejemplo, un tatuaje intrigante en una nalga, un pirsin (según la RAE así debemos escribir piercing) o una cicatriz, pueden dar el punto de partida para una historia secreta.

También nos sirve para conocer cómo reaccionan los personajes cuando son estimulados, golpeados o violentados. ¿Cómo es su comportamiento cuando está en la cama? ¿Igual? ¿Cambia? ¿Aquella chica callada y tímida gusta del masoquismo? ¿Ese joven agresivo y vulgar es todo un caballero delicado en la cama? Lo tiene a la orden.

Los lectores pueden llevarse una grata sorpresa ante una escena en la que aquel ser repugnante de la historia se convierte en un amante espectacular. Todo está en la creatividad.

¿Dónde hacerlo?

En cualquier lugar. Cuando digo en cualquier lugar, es en cualquier lugar. Sin embargo, teniendo en cuenta la cultura y las normas de comportamiento público, preferiblemente se lleva a cabo en la intimidad del hogar (a menos que hablemos de exhibicionismo), un lugar aislado o por lo menos a puerta cerrada. El dormitorio es el más usado, pero cualquier lugar de la vivienda es factible, desde la ducha hasta las escaleras (continuo presuntuoso).

Dos personas en un viaje tendrían sexo en el asiento trasero o en el asiento del conductor, quizás en un motel, aunque este vendría bien para los amantes. Dos compañeros de oficina lo harían a puerta cerrada sobre el escritorio, si les gusta el riesgo.

Aquí entra nuestra capacidad de describir el espacio y el ambiente. Crear atmósfera de peligro (para los amantes que usan el baño de una discoteca), de romanticismo (para los novios que tienen su primera vez o los esposos que reconcilian), de lujuria (para los aventureros que no pueden resistir la tentación). Aunque un escritor capacitado puede convertir el rapidito del baño en un momento romántico e inolvidable 

Los feos también lo hacemos

Importante, no solo los personajes principales, de apariencia perfecta y cuerpos esculpidos, deben tener relaciones sexuales. Esto nos lo ha vendido la televisión. Cualquier personaje de tu historia, independiente de su físico, estado civil o situación, puede ser incluido en este tema. Al fin y al cabo, en la vida todas las personas sentimos deseo sexual. Obviamente algunos tendrán menos oportunidades de encontrar pareja o ser aceptados, algunos no despertarán sentimiento alguno por sus defectos, incluso las limitaciones físicas le impedirán llevar a cabo el acto con normalidad. No importa, no seamos excluyentes y añadamos realismo a la historia.

Finalmente sobra decir que debe haber desnudez, o por lo menos alguito. Si no nos sentimos a gusto describiendo un cuerpo desnudo, desistamos de hacerlo.

Y si lo que estamos escribiendo no logra despertarnos alguito entre las piernas, lo estamos haciendo mal. Delete, delete, delete.
Terminar un libro o una novela nos ofrece una gran variedad de escenarios y momentos dignos de honor o de un rincón en el olvido. Ahora continuaremos con la serie de ideas para dar un agradable y original fin a nuestros textos.

Con esta entrada alcanzamos la cuarta entrega (vaya, como ha pasado el tiempo), pero si te perdiste alguna puedes echarles una mirada en los siguientes enlaces:

Primer grupo: Todo fue un sueño, Final ambiguo, Final ambiguo del clon, Anticlímax, Sorprendente momento de coronación, Bebé a bordo, Cliffhanger de los militares Bolivianos, Pero ahora debo irme.

Segundo grupo:  ¿Qué Cliffhanger?, El amanecer de una era, La batalla final, La muerte tranquila y lejana, Diabolus ex Machina.

Tercer grupo: Protagonista condenado, Mátalos a todos, Muerte sin sentido, El chico malo gana, Todo el mundo está muerto soy el único con vida.


"Cuarta entrega de posibles finales para las novelas o capítulos"

No te preocupes, pronto llegaremos... al final.

Final feliz

La idea de este final es que, tras una ardua aventura, enfrentar enemigos y atravesar un sinnúmero de dificultades, todo llega a su fin, su feliz final.

Creo que no debo explicar demasiado este tipo de terminación, pues es el que los lectores ansían obtener cuando abren el libro.

En la serie dedicada a Caiphas Caín, de Warhammer 40.ooo, La mano del traidor, encontramos este tipo de final.

"Cuarta entrega de posibles finales para las novelas o capítulos"


—Bien, entonces —repetí, volviéndome hacia mis amigos. A pesar del daño que había causado en nuestras tropas el luchar contra el culto del Caos, la vida en Skitterfall estaba volviendo a la normalidad, y sentí que tenía algo que celebrar—. Creo recordar que había un pequeño restaurante bastante agradable por aquí cerca. ¿Les apetece comprobar si todavía sigue en pie?
[En este momento de satisfacción personal termina el relato del incidente de Adumbria de Cain.] 


El fin de una era

El caso contrario al final El amanecer de una era. En este escenario los buenos tiempos han terminado, y no es porque los nuevos sean malos, simplemente ya pasaron y quedó en el recuerdo de los personajes.

Sucede como cuando vivíamos en la fantasía y tranquilidad de nuestra niñez, donde no existían los problemas, explorábamos guiados por una curiosidad infantil todo a nuestro alrededor. Todo era tan nuevo.

Pero esa época termino. Hemos crecido.

Lo mismo sucede en este final, que bien puede llevar un tinte agridulce si lo deseamos.

Lo encontramos claramente en El retorno del rey, el tercer libro de El Señor de los Anillos de Tolkien, cuando los elfos parten hacia otras tierras lejanas.

Entonces Elrond y Galadriel prosiguieron la marcha; la Tercera Edad había terminado, y los Días de los Anillos habían pasado para siempre, y así llegaba el fin de la historia y los cantos de aquellos tiempos. Y con ellos partían numerosos Elfos del Alto Linaje que ya no querían habitar en la TierraMedia; y entre ellos, colmado de una tristeza que era a la vez venturosa y sin amargura, cabalgaban Sam, y Frodo, y Bilbo; y los Elfos los honraban complacidos.

¡Termina de una vez por todas!

Un final que no debe usarse, a no ser que sea estrictamente necesario para complementar la trama, ya que pareciera como si el autor hubiese terminado demasiado rápido y añadiera más y más, aburriendo y frustrando al lector. Repito, debe existir una explicación racional para incluirlo, como un epílogo bien estructurado, un nuevo amanecer luego del caos. Nadie dice que está mal, simplemente se debe ser creativo.

En este grupo, la trama y la secuencia de eventos indican que todo está a punto de terminar. Mentira. Hay más y más. Incluso, esta sensación de que "todo terminará ahora" puede repetirse en varias ocasiones causando molestia en los lectores.

Muchas veces se incluye el lento y aburrido viaje de regreso a casa, tras haber superado las dificultades, pero ese proceso se alarga demasiado.

En la literatura podemos encontrarlo, por ejemplo, en El resplandor, de Stephen King.  

Estaban todavía a más de treinta kilómetros de Sidewinder cuando Hallorann se detuvo para echar el resto de la gasolina en el depósito del vehículo. Se sentía muy preocupado por Wendy Torrance, que parecía cada vez más a punto de írseles. Y todavía faltaba un largo trecho por recorrer.—¡Dick! —gritó Danny, que se había erguido en el asiento, señalando hacia adelante—. ¡Dick mira!¡Mira allá!Había dejado de nevar, y una luna como una moneda de plata se asomaba a espiar entre las nubes deshilachadas. Por el camino, muy hacia abajo, pero viniendo hacia ellos, subiendo la larga serie de curvas en forma de S, venía una perlada hilera de luces. El viento se acalló durante un momento, y Hallorann distinguió el zumbido lejano de los motores de varios vehículos para la nieve.Hallorann, Danny y Wendy se encontraron con ellos quince minutos más tarde. Les traían ropa de abrigo, brandy y al doctor Edmonds.La larga oscuridad había terminado.
Como podemos leer, bien podría haber terminado la historia aquí, una vez el Hotel Overlook fue destruido. Sin embargo, aparece un nuevo capítulo/epílogo/verano.

"Cuarta entrega de posibles finales para las novelas o capítulos"También podemos verlo en El retorno del rey. El verdadero clímax aparece a finales del Libro III con la destrucción del anillo, o en el IV con el rescate de Frodo y Sam por las águilas (página 1097 de mi libro). Para Tolkien fue de importancia el viaje de regreso a casa y agrega una interminable secuencia de sucesos como separaciones y demás (Mi libro tiene un total de 1509 páginas).

El fin... ¿O no?

Un tipo de final en el que el villano, monstruo o cualquier amenaza de importancia para la historia queda en el limbo, creando dudas en los lectores sobre si los héroes han ganado o no.

Puede ser usado como el final de la novela con maestría, para que no haya cierta frustración, o como parte de una secuela o capítulo.

En la serie Pesadillas de R. L Stine, cada libro termina de esta manera. Las ultimas líneas demuestran que algo anda mal y que algo sigue acechando a los personajes. La sensación de haber vencido es mera ilusión, que la persona que los ha salvado no es realmente ella, etc.
"Cuarta entrega de posibles finales para las novelas o capítulos"
Dos muchachos, más o menos de la edad de Josh, bajaron de la camioneta por la parte de atrás. Sus padres también salieron del vehículo. Todos miraban la casa con curiosidad. No se fijaron en mí.—Ya hemos llegado, muchachos —dijo la mamá, sonriente—. Ésta es nuestra nueva casa.—No parece nada nueva. Parece viejísima —observó uno de los muchachos.Luego su hermano me vio y se le abrieron los ojos.—¿Quién eres tú? —preguntó.Los demás miembros de la familia se volvieron para mirarme.—¿Yo?… Yo… —Su pregunta me había tomado por sorpresa. Mi padre tocaba el claxon con impaciencia—. Yo… yo vivía antes en esta casa —respondí.Luego me di media vuelta y corrí a toda velocidad hacia el coche.«¿Quién era ese señor parado en la puerta de la vieja casa, con una libreta de notas en la mano?», me preguntaba. Pues creía haber visto, mientras corría, la figura de un hombre en la sombra. ¿Sería el señor Dawes?No. No era posible que fuera él quien recibiera a esa familia.No podía ser.Pero no miré hacia atrás para tratar de averiguarlo. Cerré la puerta del coche y partimos a toda velocidad.

El epílogo de la carta

Pues eso, terminar la novela con una narración en forma de carta, generalmente escrito por uno de los protagonistas o antagonistas. Sirve como una forma de explicar qué ha sucedido, donde están hoy en día o en qué ha cambiado todo.

Varias novelas de Agatha Christie terminan de esta manera, con una carta por lo general del asesino, en la que explica los acontecimientos desde su perspectiva.

Para ver un ejemplo, plasmo el final de Diez Negritos.

Pasará lo siguiente: Mi mano, protegida por el pañuelo, habiendo apretado el gatillo, caerá sobre mi cuerpo. El revólver lanzado por el cordón elástico saltará hasta el pasillo y el pañuelo en el suelo no despertará sospechas. Me verán tumbado en la cama con una bala en la cabeza, lo mismo que dicen las notas de mis compañeros. Cuando descubran nuestros cadáveres será imposible determinar la hora de nuestra muerte. Cuando se calme la marejada, vendrán en nuestro socorro. Encontrarán sobre la isla del Negro diez cadáveres y un problema indescifrable.                                                                                            
                                                                             LAURENCE WARGRAVE 

Aburrido regreso a casa

En muchas historias, y más si hablamos de fantasía y ciencia ficción, los protagonistas deben hacer largos y complicados viajes a tierras lejanas para lograr su cometido. Esta travesía a menudo es difícil y complicada (al fin y al cabo, el viaje es lo que da forma a la trama). A pesar de todo, cuando vuelven a sus hogares el asunto se torna mucho más fácil. De hecho, la historia los muestra en sus casas sin mostrar el viaje de regreso.

Una de las razones por la que se recurre a este final, es para evitar ¡Termina de una vez por todas! final que vimos hace un momento, en el que la trama se alarga en exceso luego de vencer al villano.

En conclusión, si el viaje de ida fue difícil, el viaje de regreso es fácil y no vale la pena perderse en sus detalles. Sin importar que queden cabos sueltos y personajes en el camino.

En Harry Potter la piedra filosofal, los muchachos se tardan su tiempo abriéndose paso a través de peligrosos obstáculos que custodiaban la piedra filosofal. Para ahorrarse el viaje de regreso... Harry estuvo inconsciente, fácil. 

Harry se puso de pie de un salto, cogió a Quirrell de un brazo y lo apretó con fuerza. Quirrell gritó y trató de empujar a Harry. El dolor de cabeza de éste aumentaba y el muchacho no podía ver, solamente podía oír los terribles gemidos de Quirrell y los aullidos de Voldemort: ¡MÁTALO! ¡MÁTALO!, y otras voces, tal vez sólo en su cabeza, gritando: «¡Harry! ¡Harry!». Sintió que el brazo de Quirrell se iba soltando, supo que estaba perdido, sintió que todo se oscurecía y que caía... caía... caía... 
Algo dorado brillaba justo encima de él. ¡La snitch! Trató de atraparla, pero sus brazos eran muy pesados. Pestañeé. No era la snitch. Eran un par de gafas. Qué raro. Pestañeó otra vez. El rostro sonriente de Albus Dumbledore se agitaba ante él.—Buenas tardes, Harry —dijo Dumbledore. Harry lo miró asombrado. Entonces recordó. —¡Señor! ¡La Piedra! ¡Era Quirrell! ¡Él tiene la Piedra! Señor, rápido... —Cálmate, qúerido muchacho, estás un poco atrasado —dijo Dumbledore—. Quirrell no tiene la Piedra. —¿Entonces quién la tiene? Señor, yo... —Harry, por favor, cálmate, o la señora Pomfrey me echará de aquí

Listo, hasta aquí esta cuarta entrega de posibles finales para sus libros o para un simple capítulo en que estén trabajando. Aún nos falta un largo camino por recorrer pero espero que les sea de utilidad. 

Si desean que no continúe con esta entrada, con mucho gusto pueden hacérmelo saber. De resto solo me queda decirles... buen final.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics