Harry Potter ¿merece ser censurado?

"Análisis de la brujería y la hechicería como influencia negativa en los niños mediante la Biblia"


Hoy hablaré desde un punto exclusivamente personal de si la famosa saga de J.R. Rowling merece ser censurada o siquiera hacer parte de la infame lista de libros prohibidos.

Por medio de una serie de comparaciones, análisis y conclusiones, expondré mi punto de vista, aclarando como siempre, que mi objetivo no es atacar a la autora, su obra ni a los seguidores, ya que en algún momento, durante mis años en la universidad, pasé tardes enteras consumiendo un volumen tras otro de estas aventuras. 

Como ejemplo de mi admiración literaria hacia Harry Potter es el hecho de que hace parte de muchos de mis artículos en el blog, como esta entrada sobre el excelente uso de la pistola de Chéjov por parte de la autora para sacar adelante la intrincada historia. 

"Análisis de la brujería y la hechicería en la literatura de Harry Potter mediante la Biblia"
Empezaré por resumir brevemente el argumento del libro: nos encontramos frente al aprendiz de mago Harry Potter, quien junto a sus inseparables amigos (sobra decir que no existe un cliché mas evidente en este trío) debe enfrentar toda una seria de aventuras durante su estadía en el Colegio de Magia y Hechicería de Hogwarts. Resta explicar que el causante de todas las desgracias es nada más ni nada menos que Lord Voldemort. Vejete que desea acabar con él, para de una vez por todas reinar en el mundo de la magia.

Hasta ahí no vemos el porqué tanta controversia, pues es una novela escolar, tal como Los hermosos años del castigo, Las poseídas, Inventando a Elliot o Las aventuras de Tom Sawyer (Ya, sé que esta última no entra, pero vaya que el chico tenía problemas en la escuela dominical con el Sr. Walters).

El inconveniente se presenta cuando acudimos a otro libro, el más leído y traducido en el mundo, pero también uno de los menos aceptados por la sociedad: la Biblia. Aclaro que a partir de esta parte no pienso entrar en dilemas teológicos ni mucho menos iniciar un proceso de evangelización o discusión. Simplemente abordaré el tema desde la perspectiva de quienes se oponen a la temática de Harry Potter.

Sé que la mayoría de eruditos se niega a aceptar a la Biblia como palabra Divina (no soy quien para juzgarlos), pero la religión hace parte de nuestra vida desde tiempos inmemoriales. Incluso hoy en día algunos recurrimos a un Ser supremo cuando estamos en aprietos, ya sea superando una enfermedad o algo menos grave como presentando un examen en el colegio. Nos encanta la navidad y gozamos en pleno de la semana santa, aún cuando ambas poseen una raíz religiosa, lo que demuestra que vivimos la vida a pleno sin prestarle atención al trasfondo de estos asuntos.

Para muchos, es inconcebible que nuestro destino sea regido por una mente superior sin una base científica que sustente tal argumento, aunque conozco ateos con la paranoia de que somos parte de un maquiavélico experimento controlado por inteligentes hombrecillos verdes. Vaya ironía.

Otra de las razones que ha ocasionado una separación de la religión en nuestras vidas es el fanatismo que ha alcanzado en algunas esferas y culturas, acompañado del poco uso del refrán "predica pero no aplica", con supuestos cristianos flotando en la opulencia, líderes manipulando masas y la vinculación de la religión en asuntos políticos.

Volviendo al tema, y si a estas alturas todavía hay alguien leyendo la entrada, a continuación hay un versículo de la Biblia que habla claramente de la posición cristiana frente al tema de la brujería, hechicería y adivinación.

Deuteronomio 18:10-12 10 No debería hallarse en ti nadie que haga pasar por el fuego a su hijo o a su hija, nadie que emplee adivinación, practicante de magia ni nadie que busque agüeros ni hechicero, 11 ni uno que ate a otros con maleficio ni nadie que consulte a un médium espiritista o a un pronosticador profesional de sucesos ni nadie que pregunte a los muertos. 12 Porque todo el que hace estas cosas es algo detestable a Jehová, y a causa de estas cosas detestables Jehová tu Dios va a expulsarlas de delante de ti.

Deuteronomio es el quinto libro de la Biblía. Aquí es donde los defensores de las aventuras de Potter deberían, por un breve momento, ponerse en los zapatos de quienes lo atacan (en el buen sentido de la palabra), pues se habla claramente de que Dios aborrece la razón de ser del libro. Magia, agüeros, hechicería, médium, pronosticadores profesionales. Si quitáramos estos temas de la novela, Harry Potter no sería mas que un novelón sin ton ni son.

¿Se equivocan los cristianos al poner por encima sus valores y principios? No. Creo que todos poseemos unos principios y valores, aunque diferentes, pero los poseemos. Y nos volvemos unos leones cuando de defenderlos se trata. Añadiendo un poco más, si vemos a Harry Potter como un ejemplo a seguir para los niños, podría decirse que, sin buscarlo, Rowling promovería las artes oscuras.

Y en cuanto a si merece ser censurado, NO. No debe ser censurado. Por la sencilla razón de que cada quien es libre para tomar sus propias decisiones y leer lo que desee. Además, controlar qué puede o no leerse, tarde que temprano llevaría a coartar el libre pensamiento y la intelectualidad. Esto último me recuerda la hoguera de las vanidades y al libro Fahrenheit 451.

Desde mi punto de vista, he dejado de leer y ver las películas donde se promueva o aliente las artes mágicas, no porque haciendo esto niegue la realidad, sino que estaría actuando en contra de mis principios y en contra de la Palabra de Dios. Tampoco quiere decir que no escribo sobre brujería o magos, simplemente los presento en mis obras en un segundo plano y la mayoría de las veces son los antagonistas quienes las practican o no les permito adquirir protagonismo, pues creo que tengo la suficiente madurez para no depender de abracadabra para generar excelente literatura.

Finalmente, este articulo abre una nueva duda la cual pienso tratar más adelante, ¿pueden los principios éticos y religiosos coartar la creatividad literaria?

6 comentarios:

  1. Yo sólo diré que no por ver pelis de asesinos voy a querer convertirme en uno. También es madurez disfrutar de la literatura y el arte que tiene elementos, a veces como el héroe, que no valoraríamos positivamente en la vida real. Ned Stark mola en su ficción de fantasía, pero qué horror vivir así en el mundo real; matando gente, con esa obsesión por el invierno, por vetustos códigos de honor que obligan a matar a alguien por dejar su puesto y una austeridad fría y con la espada en mano para matar a todo el que se considere un enemigo. Yo no querría ser así ni defendería eso; el mundo real es el mundo real y la ficción es la ficción. Luego ya cada cual con su consciencia, pero una ficción sobre héroes magos no es ir contra Dios; al menos así es cómo yo lo veo. La fe y los personajes de ficción no necesariamente se oponen, aunque no coincidan; de hecho, tiene más de un elemento cristiano la saga de Harry Potter; el amor de una madre protege con su sacrificio al joven mago, es famoso y discutido si creer en él o no, se sacrifica por todos para volver purificado y vencer a las fuerzas del mal; Voldemort es una alegoría de Hitler y su nazismo muy clara con una representación del demonio en la destrucción de todo lo bueno y puro. Está claro que la religión afecta a cada uno de distinta forma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy respetable tu opinión y acertada como todas, mi buen Valladolid. Sin embargo, mi postura se da ´porque con el trascurso de los años mi fe se ha fortalecido gracias a la obra que Dios ha hecho en mí. En pocas palabras, mis dos hijos son un milagro, cuando todos los especialistas y expertos daban por hecho que no podría ser papá.
      Te confieso que oré y puse toda mi vida en las manos de Dios. Y aunque para muchos mi postura es incomprensible no me opongo a la lectura de estos libros, eso ería coartar la libertad literaria. Saludos y cuídate.

      Eliminar
  2. Algo que siempre me molesta cuando alguien ataca estos libros (algo que, personalmente, te agradezco que no hayas hecho) es que creen que "roba" ideas de la Biblia, como la idea de un héroe profetizado para salvar el mundo de un mal, que al final se sacrifica por el bien común. Eso me hace pensar que estas personas no conocen un aspecto de la literatura (el cual no es precisamente desconocido) llamado "El Viaje del Héroe", una base argumental para casi todas las historias, incluyendo religiosas. Si sabes qué es seguramente sabrás identificarlo en Harry Potter. No soy mucho de leer la Biblia pero creo que he podido captar parte de esta estructura narrativa en ella. Además, también está la (ya hasta convertida en cliché) figura del Elegido. Es bueno saber que tú puedes defender tu fé (y mía también, a pesar de que me ponga del lado de HP) sabiendo de literatura, a diferencia de otros que parece que no han investigado algo sobre literatura en su vida a la hora se juzgar esta saga. Es irónico, ya que Tolkien fue quien popularizó la idea del Viaje del Héroe al escribir cosas como el Hobbit y el Señor de los Anillos, obras que reflejan los valores cristianos de Tolkien, quien colocaba dichos valores en una historia donde había magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo, me ha encantado esta opinión. Es muy directa, sencilla pero respetuosa. Me demuestra mucho de tu profesionalismo. Los que se llaman y autodenominan eruditos son los que se han encargado de hallar similitudes cristianas en muchos libros, y puede que las halla. Incluso siempre me ha parecido curiosa la similitud entre Aslan, el león de Las Crónicas de Narnia con la vida de Jesucristo. He dejado muy claro en la entrada que NO se debe censurar ningún libro, pues es la expresión, positiva o negativa de alguien. Lo que se debe hacer es formar al ser humano para comprender y dar uso a esa información.

      Eliminar
  3. Yo creo que es mejor explicarles a los niños que los que se dicen brujos en realidad son charlatanes o psicóticos, y aprendan a distinguir la realidad de la fantasía...
    Por que si seguimos esa lógica, terminaríamos prohibiéndoles leer ciencia ficción porque el planeta que describe esa literatura es esférico y gira alrededor del sol, al contrario de lo que dice la biblia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esther. Cada quién es libre de educar a sus hijos y es respetable. No quiero influenciar en si tú o tu familia deben o no leer a Harry Potter. Es solo mi postura frente al tema. Además, siguiendo la lógica que me comentas... ¿No estás confundiendo la Biblia con le teoría de la tierra geocéntrica? ¿Has leído lo que dice la Biblia en cuanto a si la tierra es plana o redonda? Es muy común creer que la Biblia está en contra de todo y que es un libro que promueve la ignorancia, cuando en realidad apoya el modelo heliocéntrico y está a favor de que es redonda.

      Cuídate y muchas gracias por pasarte, leer y comentar. Hay mucho más en Antro Narrativo. No te cohíbas, chula.

      Eliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics