Organizar un concurso literario puede ser una experiencia placentera y un gran paso para cualquier grupo, escuela, bloguero o escritor. Sin embargo, antes de tomar el barco debes recordar que «un gran poder conlleva una gran responsabilidad».



Obtener un producto de calidad debe ser nuestra meta como escritores. La corrección y la edición no son el final, son solo un escalón en esta travesía hacia la tan anhelada perfección.

Seamos honestos, por más que lloremos de humildad, siempre queremos más y más. Podemos pasar horas enteras revisando un mismo párrafo y no quedar satisfechos, o reubicar una y otra vez un capítulo porque sentimos que no cuadra en la historia. Es un proceso de nunca acabar.



Sin embargo, cuando hablamos de personajes muchas veces nos enfocamos solo en lo que nos han enseñado: que sean redondos, que posean una ficha interminable y un trasfondo creíble, abandonando un aspecto que puede marcar la diferencia hacia nuestros lectores: su representación¿Pero qué es la representación? 

Desde hace algún tiempo he venido gritando a los cuatro vientos la ausencia de representación positiva de los grupos minoritarios en la literatura de ciencia ficción y fantasía.

No podemos negar que escritoras como Ursula K. Leguin y N. K. Jemisin han aportado mucho a este proceso de visibilización, pero queda mucho por caminar. Aún quedan muchos estereotipos por derrumbar y prejuicios que destruir en el camino hacia la igualdad de género, sexual, racial, religiosa, etc. 


Llevar la contraria y exponer tu punto de vista es peligroso, más cuando eres una minoría o tu estilo de vida va en contra de las tendencias mundiales. Lo digo por experiencia. Primero fue con Harry Potter, luego con Lovecraft. En ambos casos fui insultado y tratado de ignorante por otros escritores y lectores, que, irónicamente, luchan a diario por la defensa de la libertad de expresión. 

Continuando con nuestra sección, hoy traemos a otro invitado especial (todos mis invitados son especiales). Un amigo y colega del sur del continente, especializado en hacernos volar con sus relatos y un amante empedernido de la música (muéranse de la envidia, también es cantante).

Pero antes de la presentación, es un placer contarles que esta entrevista se realizó a bordo de la estación espacial Antrus Narrative 7343, que órbita alrededor de la tierra y es tripulada por varios de mis clones.

Ahora sí, el gran momento... con ustedes, y recién teletransportado... BORIS MOSSO GALLARDO.

Bien podría ser modelo también

Vaya, aquí viene Piper con su retahíla sobre diversidad, igualdad y negros.


Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics